La empresa pública Giahsa, empresa miembro de ANEPMA, ha puesto en marcha, en cooperación con la Dirección General de Infraestructuras de la Junta de Andalucía, las obras del abastecimiento al Condado de Huelva y el Entorno de Doñana, que van a servir para asegurar el abastecimiento al entorno de Doñana y la zona del Condado ante situaciones de sequía que afecten a las fuentes principales de suministro.

Giahsa nace cuando en 1989, los ayuntamientos de Lepe, Aljaraque, Ayamonte, Cartaya, Isla Cristina, Moguer, Punta Umbría y San Juan del Puerto aunaron esfuerzos para modernizar sus infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración. El director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón, y el gerente de la misma, Juan Ignacio Tomico, han realizado una visita a la balsa y la estación de bombeo de Rociana, punto de destino del agua impulsada desde el bombeo y la balsa de Lucena, instalación ésta compartida con la comunidad de regantes El Fresno y que se convierte en una alternativa al abastecimiento de la comarca ante la situación precaria en la que se encuentra a fecha de hoy el embalse de El Corumbel.

Domínguez ha informado que con la puesta en marcha de estas obras “vamos a conseguir garantizar el suministro a los municipios del entorno de Doñana y el Condado en vista de que la principal fuente de abastecimiento de la zona, el embalse de El Corumbel, ubicado en La Palma del Condado, se encuentra en la actualidad a unos niveles tan solo del 15%”. Por tanto, “ante la posibilidad de que se puedan provocar situaciones de emergencia y necesidad en relación con el suministro de la zona, Giahsa se adelanta y aporta una solución de garantías antes de que el problema de sequía meteorológica que padecemos pueda ser mayor y conllevar mayores problemas”.

Aporte alternativo e imprescindible

Estas instalaciones sitas en Lucena y Rociana van a permitir, como ha especificado el gerente Juan Ignacio Tomico, “bombear agua bruta procedente del anillo hídrico de Huelva hacia esta balsa ubicada en Rociana, y desde aquí ser transportada a la ETAP del Condado para su potabilización, merced a la autorización que obtuvimos de la Junta de Andalucía para la transferencia de agua al Condado y al entorno de Doñana desde el bombeo de Lucena”. Tomico ha recordado que el embalse de El Corumbel “se encuentra en una situación muy delicada, su capacidad total, de 18 hectómetros cúbicos, se encuentra seriamente mermada y ha de facilitar tanto el abastecimiento de 10 localidades del entorno como el suministro del regadío de la zona, con lo que el aporte se antoja imprescindible”.

Otra de las ventajas derivadas de la puesta en marcha del bombeo desde Lucena es que ayudará a reducir la presión sobre el acuífero Almonte-Marismas en el futuro, mediante la disminución de las extracciones destinadas al regadío. Al mismo tiempo se consigue la vertebración del territorio, articulando las diversas conducciones y garantizando la correcta administración de los recursos públicos, aplicándolos bajo el principio de unidad de gestión hídrica y de solidaridad entre territorios (Fuente: Giahsa).

 

Escrito por espacioanepma

Blog de ANEPMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s