Ramon Perpinyà, presidente de EMAYA, ha presentado hoy el proyecto EMAYA Energía Sostenible, la nueva operadora energética municipal que se pondrá en marcha a partir del primer semestre de 2020. Este nuevo instrumento, además de suponer un importante ahorro económico por poder prescindir de intermediarios en la compra de energía, supondrá un importante impulso a la autoproducción energética con fuentes renovables: se multiplicará por 100 en un plazo de 10 años de forma que el 100% de la electricidad de EMAYA y casi el 100 de los principales organismos municipales procederá de la autogeneración a partir de recursos renovables. Así mismo, serán de origen renovable de autoproducción el 100% de los combustibles que utilicen los vehículos de EMAYA y el 25% de la EMT.

Este proyecto estratégico y prioritario para el Ayuntamiento de Palma se ha presentado en el marco de la celebración en Madrid de la Conferencia del Cambio Climático COP25. Tal y como ha declarado Ramon Perpinyà “es bastante evidente que nos encontramos en una situación reconocida por todo el mundo de emergencia climática, ante la cual es nuestro compromiso y nuestro deber como Ayuntamiento y como empresa pública trabajar no ya para la reducción de las emisiones de CO₂, sino para la eliminación, para que sean cero, que la actividad del ayuntamiento, los organismos públicos y empresas municipales sean neutras en cuanto a emisiones a la atmósfera”. En este sentido ha añadido “poder contar con EMAYA como comercializadora energética municipal nos proporcionará un instrumento fundamental para lograr este objetivo”.

En esta línea, ya se han dado los pasos para que la comercializadora energética sea una realidad: el pasado mes de noviembre se modificaron los estatus de EMAYA para incluir como objeto social la producción y comercialización de energía.

A partir de aquí, en una primera fase, hasta el año 2023, se contemplan como objetivos:

  • Pasar de una autoproducción de energías renovables de 11 GWh/año a casi el doble, 21,67, con la ampliación de las instalaciones fotovoltaicas actuales y algunas nuevas (Son Pacs, Can Valero, en las depuradoras, etc.).
  • Se continuará con la producción de energía eléctrica a partir de biogás en la depuradora EDAR1 (10,64 GWh/año).
  • Esto supondrá pasar de consumir un 20% de energía de origen renovable de autoproducción en EMAYA al 28%.
  • Se producirá también biogás en la depuradora EDAR1 que se utilizará como combustible para la flota de EMAYA, una producción para el 2023 de 6,2 GWh/año que supondrá el 26% de los combustibles.
  • Se pasará de un ahorro económico actual de 3,3 M € a casi 3,9 M €.
  • La reducción de emisiones de CO₂ pasará de las actuales 8.500 toneladas/año de CO₂ a 13.700 toneladas anuales.
  • La sustitución de los vehículos que utilizan gasolina y especialmente los de gasóleo por vehículos eléctricos y de gas GNC producirá una importantísima reducción de la emisión de partículas contaminantes, que pasa de una reducción de 0,4 toneladas/año a 30 toneladas anuales. Se trata de una mejora fundamental para la calidad del aire y la salud de las personas.

Estas mejoras se lograrán con la puesta en marcha de proyectos ya iniciados, con una inversión total de unos 10 M €:

  • Planta solar fotovoltaica de 1 MWpic en Son Pacs.
  • Electrolinera para los vehículos eléctricos de EMAYA en Son Pacs.
  • Hidrólisis térmica para el incremento de la producción de biogás a partir de los fangos de las depuradoras.
  • Producción de biogás para la flota de EMAYA.

Estos importantes hitos son solo un primer paso para lograr en un objetivo de 10 años, el 2029, unas mejoras ambientales y económicas aún mucho más ambiciosas:

  • Autoproducción de energía eléctrica fotovoltaica de 84,33 GWh/año.
  • Producción de biogás para los vehículos, con los fangos de depuración de las aguas residuales: 26,23 GWh/año.
  • El total de la energía renovable (se mantiene la producción de energía eléctrica a partir de biogás en la depuradora EDAR) pasará a 121,2 GWh/año, de forma que se habrá multiplicado por más de 100 la autoproducción renovable.
  • Se podrá cubrir el 100% de las necesidades energéticas de EMAYA y casi el 100% de los principales organismos municipales (IMI, SMAP, EMT, EMF, Mercapalma, alumbrado, guarderías, etc.).
  • Se podrá alcanzar el 100% de la flota de vehículos de EMAYA con electricidad de autoproducción y biogás también de autoproducción, con un excedente que podrá proporcionar el 25% de las necesidades de la EMT.
  • El ahorro económico en un horizonte de 10 años llegará a los 12 M €.
  • La reducción de emisiones de CO₂ pasará de las 8.500 actuales y las 13.700 previstas en 3 años a más de 96.000.
  • La importante reducción de partículas lograda en solo tres años se incrementa todavía mucho más, pasando a ser de 130 toneladas años, como ya se ha comentado, una reducción de emisiones fundamental para la calidad del aire y la salud.

De esta manera, el Ayuntamiento de Palma ha iniciado el camino hacia la descarbonización total de sus fuentes de energía, con unos proyectos y EMAYA como operadora energética, que en 10 años nos permitirá que la actividad municipal sea neutra en emisiones de dióxido de carbono, principal causante de la emergencia climática (Fuente: EMAYA).

 

Escrito por espacioanepma

Blog de ANEPMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s