El regidor de Medio Ambiente y Bienestar Animal y presidente de EMAYA, Ramon Perpinyà, y el regidor de Participación Ciudadana y Gobierno Interior, Alberto Jarabo, han visitado hoy el barrio de Pere Garau donde se han instalado estos días 64 papeleras con cenicero cerrado integrado. Una intervención que da respuesta a la petición hecha por un ciudadano mediante los presupuestos participativos del año 2019 con la propuesta “Palma sin colillas”.

El objetivo de estos dispositivos es evitar que los ciudadanos tiren las colillas al suelo, preservando así la ciudad más limpia. Es una experiencia piloto para comprobar su acogida y si favorecen la limpieza viaria. Se han sustituido entre las calles de Torcuato Luca de Tena, de Josep Darder – Metge, del Arquebisbe Aspàreg y las travesías interiores. Desde EMAYA se ha hecho un estudio para evaluar si este modelo de papeleras supone una mejora de la limpieza, especialmente respecto a la presencia de colillas en el suelo de las calles. Previamente, antes de colocar las papeleras nuevas, se ha evaluado la situación de la zona, y dentro de unas semanas se repetirá para determinar si ayudan a reducir la presencia de estos residuos en el suelo de la vía pública. En función de estos resultados se valorará su posible implantación progresiva en otros barrios de Palma.

En total son 64 dispositivos de 50 litros de capacidad con una boca única grande para introducir los residuos y con un cenicero cerrado incorporado en la tapa superior. La ciudad no disponía aún de papeleras de 50 litros con cenicero. Con el sistema actual apagar una colilla incluye el riesgo de quemarse y supone suciedad. Hay papeleras que tienen un cenicero acoplado, pero como está abierto la colilla muchas veces acaba en el suelo.

Según el regidor Ramon Perpinyà, “estas papeleras nos permitirán resolver el problema que nos suponen las colillas, ya que, hasta ahora las diversas soluciones que habíamos tenido no terminaban de ser útiles. Consideramos que esta propuesta es muy interesante y, por tanto, supondrá una prueba piloto de un proyecto que se podría extender por toda la ciudad de Palma”.

Para Alberto Jarabo “completamos un proyecto más de los presupuestos participativos, una propuesta, además, muy práctica que resuelve un problema ciudadano y que ayudará a cuidar nuestro entorno y mantener la ciudad más limpia. Invitamos a la ciudadanía a usarlas”.

El coste de esta intervención es de 6.165,15 € (IVA excluido) financiados con el dinero destinado por el área de Participación Ciudadana para acometer intervenciones de los presupuestos participativos.

Escrito por espacioanepma

Blog de ANEPMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s